Son siempre más sinceras las cosas que decimos cuando el ánimo se siente airado que cuando está tranquilo.

— Marco Tulio Cicerón